Paimpol, un Pueblo Pesquero de Bretaña

viernes, noviembre 13, 2015

Hace un par de veranos pasamos nuestras vacaciones de verano en un pueblo llamado Paimpol, en Bretaña, Francia.


Un pueblo precioso con un puerto pesquero que en Agosto de los años impares disfruta de un festival de música que dura un fin de semana, Festival du Chan de Marin.



Con motivo de este festival, veleros antiguos de toda Francia atracan en el puerto y la música marinera no deja de sonar, mientras los asistentes, contentos con sus pulseras que dan pase a todos los días al festival, beben sidra y disfrutan del espectáculo.


Es ideal tanto para adultos como para niños.

Esa parte de Bretaña está rodeada de preciosos sitios para visitar.

- Isla de Bréhat, es una pequeña isla muy cercana a Paimpol, hay ferries que te llevan desde la mañana y te traen durante todo el día. En la isla no pueden entrar coches y solo circulan los agrícolas autóctonos.



Es un paraíso. Tranquila, con unas vistas impresionantes, la isla tiene gran vegetación y preciosas flores y jardines. Y unos senderos ideales para caminar y relajarte observando el paisaje.
Recomendable llevar chubasqueros en las mochilas, ya que es fácil que llueva y te encuentres sin ningún sitio donde guarecerte.






- Costas de Granito Rosa, o Cote de Granit Rose o Cotes d'Armor. Su nombre proviene, como podéis ver, del color rosáceo de la piedra de las grandes rocas que bordean la zona de la costa Atlántica.
Este pueblo en concreto se llama Ploumanac'h y basta con sentarte sobre las rocas, hacer un picnic y observar la vista y las gaviotas.


Como curiosidad. Volviendo de Ploumanac'h a Paimpol pasamos por delante de una casa particular que tenia adornado su jardín con muchos, muchísimos, peluches..
No quiero ni pensar la de lluvia que les habrá caído encima año tras año.



- Cap Freher, acantilados de más de 70 metros de altura que ofrecen una vista majestuosa de Bretaña.


- Fort La Latte, muy cerca de los acantilados, encontramos esta fortificación que ha servido de decorado para algunas películas, entre ellas Los Vikingos con Kirk Douglas (1957).


- Pontrieux es uno de los pueblos denominados de Carácter Bretón. Es simplemente impresionante. Las fotos que hice en este pueblo son las más bonitas del viaje. Dimos una vuelta en barquito por el río Le Trieux que cruza el pueblo y se pueden observar los antiguos lavaderos de las casas.


- Chateau de Bienassis, esta casa señorial la encontramos por casualidad y fue una grata sorpresa. Dentro tiene unos jardines, y un huerto dignos de ver. Así como los establos. Hicimos un picnic en los jardines mientras admirábamos los patos.





- Abadia de Beauport, está muy cerca del pueblo y se puede hacer una pequeña excursión por sus alrededores ya que el entorno es hermoso. Esta abadía es del 1200 pero está bien conservada. No entramos dentro porque no estaba abierta al público en ese momento.

Históricamente era punto de inicio del Camino de Santiago.




A modo de anécdota, el Trisquel Celta es un símbolo muy utilizado en la Bretaña. Para mi, es muy especial ya que su significado tiene mucho que ver conmigo y además me recuerda mi época en Irlanda.



Durante las dos semanas que permanecimos en Paimpol, dedicamos 4 días a llegar a Normandía. Dedicaré otra entrada a relatar la experiencia.

Espero haber despertado el interés por esta bella zona de Francia.
Hasta la próxima!

You Might Also Like

4 comentarios